En la Asamblea retoman la idea de destituir al presidente; Lasso cuestiona la pretención

El presidente del Parlamento, Virgilio Saquicela, ha convocado al Pleno de la Asamblea para este lunes 7 de noviembre. La espiral de violencia que vive Ecuador desde hace varios meses ha tenido uno de sus puntos más complejos esta semana con una veintena de atentados en Guayas, Esmeraldas y Santo Domingo de los Tsáchilas, que el Gobierno Nacional considera como una represalia del crimen organizado a su lucha contra el narcotráfico. Esos actos de “sabotaje y terrorismo” -según ha dicho el jefe de Estado- obligaron al Ejecutivo a declarar un estado de excepción en Guayas, Esmeraldas y desde este viernes también en Santo Domingo de los Tsáchilas, que incluye un toque de queda entre las 21:00 y las 05:00. En la Asamblea Nacional, varios legisladores de UNES, entre otros opuestos al oficialismo, tienen una lectura: Ecuador atraviesa un momento de grave conmoción interna y ello se traduciría en una razón para destituir al mandatario. Ha sido el expresidente Rafael Correa uno de los promotores de que se aplique el artículo 130 de la Constitución por “la salvación del país”. Mientras que, en un comunicado difundido este 2 de noviembre, UNES le ha insistido al presidente Lasso: “váyase a su casa”. Este jueves, Lasso señaló que la solicitud de revocatoria de su mandato es “insólita” y “oportunista” “Un grupo de políticos sugirió públicamente, y por intermedio de comunicados, desestabilizar la democracia y atentar contra el Estado de derecho”, afirmó Lasso y recriminó que los críticos no se hayan solidarizado con el pueblo ecuatoriano.