Guillermo Lasso entregó reforma constitucional en Asamblea, entre tensiones

Ni las puertas del Pleno ni de los salones de la Asamblea se abrieron para recibir al presidente Guillermo Lasso este miércoles 7 de diciembre del 2022. Tampoco estuvieron las bancadas legislativas para escuchar sus planteamientos. Lasso llevó la propuesta de reforma constitucional para permitir que los militares y policías coordinen acciones para enfrentar a la inseguridad, sin necesidad de decretar estados de excepción. El decreto para este fin lo firmó en la tarima que se ubicó en la plaza principal del Parlamento, a donde Lasso llegó rodeado de simpatizantes que portaban pancartas donde se leía: “Asambleístas hagan su trabajo”, “fuera la narcopolítica”. “Es momento de que esta Asamblea Nacional se defina: o están del lado de los ciudadanos o del lado de los criminales y de la violencia”, enfatizó el mandatario, acompañado de su esposa y miembros del Gabinete de ministros. “Dejemos la politiquería a un lado. Dejemos las pugnas de poder. Es momento de ponernos del lado de la gente que reclama que sumemos fuerzas (…). Ecuador el día de hoy libra una batalla con los mafiosos, con el narcotráfico y hasta con la narcopolítica”, acotó. El presidente de la Asamblea, Virgilio Saquicela (ind.), no subió a la tarima. Saquicela recibió a Lasso en el corredor que conduce al salón de las sesiones del Pleno que estaba cerrado, aunque en algunas ocasiones los legisladores lo usan para foros y demás eventos. Entre empujones, asesores y ministros se abrieron paso sobre una nube de cámaras y micrófonos. Saquicela dio la bienvenida a Lasso “al primer poder del Estado”, llamó al Ejecutivo a un trabajo coordinado y señaló que este proyecto seguirá el trámite previsto en la Constitución. Saquicela explicó que, una vez que el Consejo de Administración de la Legislatura (CAL) califique este proyecto, el texto irá a la Comisión de Enmiendas que tendrá entre 15 y 60 días para elaborar el informe para primer debate; y en no menos de 90 días el segundo debate.