Gasolineros ‘al borde de la quiebra y endeudados’ anuncian toma simbólica de terminal de Barbasquillo, en Manta

Los propietarios de estaciones de servicios retomaron este lunes sus pedidos al Gobierno al señalar que el 48,8 % de los miembros de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados del Petróleo del Ecuador trabajan a pérdida, lo que los lleva a anunciar medidas como la de apoyar un plantón pacifico el próximo 13 de enero frente al Terminal de Barbasquillo, en Manta. La protesta es organizada por la Asociación de Distribuidores de Combustibles de Manabí (Asodigma). Esta decisión del sector, así como otros anuncios y pedidos fueron expuestos desde Quito. Antes, Oswaldo Erazo, secretario ejecutivo de la Cámara, adelantó a través de un comunicado que la situación de la mayoría de distribuidores de combustibles es preocupante, más aún cuando se han dado eventos que han afectado más la situación, según el dirigente, quien enumeró los pedidos del sector que son reiterativos. Tras anunciar un plantón, gasolineros exigen la restitución de 5 centavos en su margen de utilidad y que se los invite a la mesa de diálogo Entre estos, destacó que el margen de utilidad de las estaciones de servicios se mantiene congelado desde hace 20 años. En un pronunciamiento público del gremio, Ivo Rosero, presidente de la Cámara, indicó que -por ejemplo- en la gasolina extra un margen de $ 0,16 por galón lo deben compartir con la comercializadora y con el transportista. Además, lamentó que los ingresos del sector están sujetos a decisiones políticas y no técnicas. “Somos empresarios que hemos invertido confiando en que estamos en una economía en la que se puede hacer negocios con transparencia de leyes, pero no, realmente son decisiones políticas, nuestros ingresos están directamente relacionados a decisiones políticas, no debería ser así”, señaló el presidente de la Cámara Nacional de Distribuidores de Derivados del Petróleo, quien aseguró que unas 600 estaciones están al borde de la quiebra.