Avioneta accidentada en la Alborada había llegado al aeropuerto de Guayaquil, pero volvió a despegar

La Dirección General de Aviación Civil (DAC) confirmó que la avioneta siniestrada en Guayaquil este martes 18 de octubre llegó al aeropuerto José Joaquín de Olmedo, pero enseguida volvió a despegar. Según informó Hernán Carrera, subdirector zonal de la DAC, desde la la torre de control se permitió que el piloto aterrice en la pista 2-1 del aeropuerto de Guayaquil, “pero 30 segundos antes de que ocurra el impacto, el piloto se declara en emergencia por una falla eléctrica, lo que posiblemente llegó a una falla del motor”. Dentro de la aeronave iban tres personas, solo el piloto sobrevivió. El accidente ocurrió en la cuarta etapa de la Alborada, en el norte de la urbe. El piloto maniobró para caer sobre un parque, en medio de una zona residencial. Tras el impacto, el artefacto se incendió y afectó parte de una casa en la que viven dos personas, de 60 y 90 años, quienes fueron evacuadas y cuyo estado de salud es estable. Por otra parte, Carrera agregó que se trató de un vuelo privado y tanto la avioneta como el piloto tenían todos sus documentos en orden. La aeronave tipo Cessna C206 cubría la ruta Manta-Guayaquil, según informó la DAC. El siniestro aéreo es indagado por la Comisión Investigadora de Accidentes. Piloto herido El piloto herido fue trasladado a una casa de salud en el norte de la ciudad. El hombre permanece bajo observación tras sufrir golpes y quemaduras en el 18 % de su cuerpo. Los especialistas consideran un milagro que haya sobrevivido al siniestro. “El paciente está en cuidados intensivos, pero está muy estable”, dijo Mario Vargas, director médico del Omnihospital. La última vez que ocurrió un accidente similar sobre la ciudad fue en octubre de 1989 cuando un avión de combate se precipitó a tierra sobre la ciudadela La Atarazana, dejando un saldo de 10 personas fallecidas.
Scroll al inicio